Seguimiento ecográfico embarazo 2d 3d y 4d

Seguimiento ecográfico embarazo 2d 3d y 4d

El seguimiento ecográfico ayuda a los padres a disfrutar con mayor tranquilidad del embarazo,

desde las primeras ecografías 2D para confirmar éste, la correcta ubicación del embrión, el primer latido, la confirmación de un buen desarrollo fetal, junto con la emoción de ver por primera vez la carita de su hijo con la ecografía 3D y de llevarse a casa un video mientras se chupa el dedo o sonríe.

Recomendación de control ecográfico:

En el primer trimestre se efectúa entre las 12 a 14 semanas. Para diagnosticar la viabilidad fetal y establecer la edad gestacional. Se evalúa  la translucencia nucal y la valoración de la presencia/ausencia de hueso nasal,  análisis de la onda de flujo del ductus venoso y valoración de la función de la válvula tricúspide del corazón fetal.

La transluscencia nucal es una acumulación de líquido que se observa fisiológicamente en la zona de la nuca del bebé, cuyo espesor puede medirse  entre las semanas 11s+4d y 14s de gestación. Cuando la misma está aumentada  por encima de determinados valores el riesgo se incrementa, no sólo para cromosomopatías sino también para otras anomalías como por ejemplo problemas cardíacos, linfáticos, etc.

En el  segundo trimestre entre las 18  a  22 semanas. En este momento la cantidad de líquido amniótico y el tamaño del bebé  hacen que sea posible ver todos los órganos con gran detalle anatómico y diagnóstico.

La ecografía de la 20 semana o ecografía morfologica detecta un alto porcentaje de las malformaciones que tengan cierta expresión estructural morfológica.

La ecografía 3D/4D en estas semanas de gestación es una herramienta de gran utilidad para el diagnóstico y seguimiento de eventuales malformaciones.

La última ecografía se realiza durante el tercer trimestre para evaluar el crecimiento fetal, y  valorar nuevamente todos los órganos, posición del bebé, líquido amniótico, placenta, cordón umbilical, etc; y así poder ayudar al obstetra a tomar la decisión más correcta para el parto.

El Doppler obstétrico es otra herramienta que nos brinda la ecografía que sirve para valorar la circulación fetoplacentaria mediante el análisis de los pulsos de las arterias uterinas,  territorio  umbilical y fetal.

La ecografía 3D/4D  es un encuentro afectivo de conocimiento del bebé muy importante. Ver a su hijo moviendo los brazos y piernas,  abriendo los ojos,  moviendo la boca, produce una alegría y emoción indescriptible.
Es una exploración feto dependiente, en el sentido de que es importante la posición fetal,  la relación de éste con la placenta, con la pared del útero,  la cantidad de líquido amniótico, incluso con sus propias estructuras  (situación de las manos, de los brazos, del cordón, etc.), la etapa ideal para su realización es alrededor de las 24 – 27 semanas.

Ser padres es uno de los momentos más trascendentes para el ser humano. Por ello  la utilización de estos métodos  de diagnóstico  con criterio, en manos de profesionales especializados, ayuda a disfrutar de esta experiencia con mayor tranquilidad y felicidad.